Suid Afrika se voorste nuusbron verskaf brekende nuus oor nasionaal, wêreld, Afrika, sport, vermaak, musiek, politiek en meer
Sports  

Una de las historias más intrigantes e impredecibles de la temporada 2022 de Fórmula 1 hasta ahora ha sido la forma de McLaren.

Una de las historias más intrigantes e impredecibles de la temporada 2022 de Fórmula 1 hasta ahora ha sido la forma de McLaren.

Habiendo salido de la primera prueba de pretemporada en Barcelona buscando ser el principal rival de Ferrari, luego soportó unas semanas desafiantes en el Medio Oriente.

Una prueba desastrosa en Bahrein, provocada por problemas inesperados en los frenos, fue seguida por una apertura de temporada igualmente miserable en la que no logró sumar ningún punto.

A partir de las grandes esperanzas de que se basara en su etiqueta de mejor del resto en 2021, de repente parecía que la temporada iba a ser difícil para el equipo con sede en Woking.

Las señales de progreso en Arabia Saudita, e incluso una mejor forma en Australia con puntos dobles para Lando Norris y Daniel Ricciardo, se atribuyeron a que las pistas se adaptaron mejor al MCL36.

Pero luego en Imola, un circuito en el que el equipo lo había hecho bien el año pasado, Norris logró un podio ya que la campaña del equipo se inyectó con mucho más optimismo.

Con tal montaña rusa de altibajos, ha sido difícil comprender dónde se acumula la forma real de McLaren, y cuánto de su forma se ha debido a circuitos más favorables y cuánto al paquete.

Pero para el jefe del equipo de McLaren, Andreas Seidl, la sensación dentro del equipo es que, en realidad, el ritmo reciente es la imagen más realista, y es la caída de Bahrein lo que se destaca de la norma.

“Mi evaluación es que si miras hacia atrás y miras cómo fue todo desde la primera prueba en adelante en Barcelona, ​​entonces creo que tuvimos una prueba decente en Barcelona, ​​con un auto que funcionaba fundamentalmente”, explicó.

“Entonces, obviamente, experimentamos este gran revés, perdiendo todas estas vueltas en la prueba de Bahrein, que luego terminó, creo, en consecuencias para el fin de semana de carreras de Bahrein. Eso fue por una solución comprometida para los frenos, pero también por perder todas esas vueltas y la preparación ideal para comenzar la temporada en un auto completamente nuevo.

“Al tener la carrera en el mismo lugar donde se realizó la prueba, todos ganaron mucha experiencia y creo que definitivamente nos hizo ver peor de lo que realmente somos con el paquete.

McLaren comenzó con el pie trasero en Bahrein, luchando contra Williams fuera de los puntos

Foto por: Zak Mauger / Motorsport Images

“Luego creo que ir a Jeddah, y luego ir a Melbourne, creo que cuantas más vueltas dimos, más tiempo tuvimos y pudimos recuperarnos de todas las vueltas que perdimos en la prueba. Es por eso que creo que una parte de nuestro desempeño fue volver al paquete que estaba allí de todos modos”.

Sin embargo, lo que el tiempo extra de correr con el auto le ha dado a McLaren es un nivel de confianza de que hay mucho más potencial en el MCL36 que el que se mostró en Bahrein.

“Creo que no hay nada fundamentalmente malo con este auto”, agregó Seidl. “Al mismo tiempo, está claro que, cuando miras la brecha de rendimiento que tienes, con un fin de semana como el de Melbourne, echamos de menos el rendimiento, y es por eso que estamos trabajando duro para lograrlo.

“Definitivamente creo que con el paquete actual y las pequeñas mejoras que ya hicimos desde Bahrein, tenemos un auto que es bueno para luchar por los 10 primeros y bueno para luchar por los puntos cada fin de semana.

“Ese es el objetivo por el momento, mientras que en paralelo estamos trabajando en las actualizaciones que queremos traer en el futuro”.

El podio de Norris en el Gran Premio de Emilia Romagna ciertamente se debió un poco a la desgracia de otros, con Ferrari soportando un día de pesadilla, ya que Carlos Sainz estaba fuera en la primera vuelta y Charles Leclerc desperdició un resultado entre los tres primeros con un trompo tardío.

Sin embargo, sus dos pilotos tienen fe en que las experiencias recientes con el automóvil muestran que pelear en la parte delantera del grupo medio, con Alpine, Haas, Alfa Romeo y Mercedes, es algo que se puede anticipar ahora.

En lugar de que las mejores carreras recientes sean el resultado de cambios importantes en el automóvil, Norris está convencido de que el equipo simplemente se ha puesto al tanto de su paquete mucho mejor.

“Creo que lo que estamos viendo ahora es que Bahrein fue un poco más atípico en comparación con los últimos fines de semana”, explicó el británico. “Todavía era la realidad en ese momento.

“Creo que mucho de lo que vimos todavía está en el auto. Pero acabamos de entenderlo más, seguro que estamos sacando más provecho del coche. Es solo que hemos trabajado en las debilidades y hemos hecho algunas mejoras, y eso se muestra bastante. Hay muchos aspectos positivos de eso.

Lando Norris sumó un podio en la cuarta carrera en Imola

Foto por: Erik Junius

“Pero creo que hoy no estamos cómodamente en el tercer auto más rápido, diría yo. Algunas de esas cosas en Bahrein todavía están en el auto, y estamos tratando de averiguar parte de eso. Nos hemos centrado en la mayor parte y hemos hecho algunas mejoras, y creo que es por eso que estamos mejor ahora”.

McLaren mantiene los planes de actualización para su MCL36 cerca de su pecho, ya que se propone aumentar la carga aerodinámica y reducir el peso del automóvil en las próximas carreras.

Pero a juzgar por cuánto progreso se ha logrado hasta ahora en 2022, ¿podría el equipo encontrar ahora que su impulso actual lo acerca a Red Bull y Ferrari?

Ricciardo cree que eso podría ser demasiado optimista.

“No me malinterpreten, al menos sentarse aquí hoy, seguro, es una ambición un poco optimista ser mejor que el tercer mejor equipo, porque los dos primeros son un buen paso adelante”, dijo.

“Pero creo que todavía hay mucho que aprender con estos autos y, naturalmente, no solo nosotros, sino todos los equipos traeremos actualizaciones. E incluso un equipo como Mercedes con su filosofía, tal vez eso cobre vida en algún momento de esta temporada.

“Creo que hay mucho margen para el desarrollo y las mejoras, no estas mejoras de una décima y dos décimas. Creo que hay potencial para cuatro, cinco décimos más grandes.

“Mira, sigue siendo ambicioso porque Red Bull y Ferrari seguirán desarrollándose, por lo que el objetivo siempre estará en movimiento. Pero sí, todavía estoy, digamos definitivamente, más el vaso medio lleno de que todavía podemos encontrar algo quizás un poco más en algún momento”.

Para Seidl, el enfoque es simplemente tratar de obtener la consistencia que lo ayude a luchar por el tercer lugar, en lugar de tratar de soñar que puede competir rueda a rueda con Max Verstappen y Charles Leclerc.

“La brecha que tenemos entre Red Bull y Ferrari es enorme y estos muchachos tampoco se quedarán quietos”, explicó.

“Entonces, independientemente de cómo comenzó esta temporada y dónde estamos ahora, sabemos exactamente dónde estamos parados como equipo. Comparados con estos muchachos, todavía sabemos los déficits que estamos teniendo, así que no hay magia.

“Pero todos queremos ser ambiciosos. Nos levantamos por la mañana porque queremos pelear contra estos muchachos y darlo todo, dar una buena pelea.

“Tratamos de encontrar atajos, pero a veces es necesario ser realista. Así lo veo yo, y lo vamos a dar todo.

“Ojalá haya otras carreras similares a las de años anteriores, en las que ciertas características de los autos cambien repentinamente el orden jerárquico en una o dos carreras, como vimos en Monza, por ejemplo, el año pasado. Podría suceder este año, y sería genial.

“Pero lo más importante para mí es que avanzamos, continuamente, ponemos nuestra infraestructura en marcha para asegurarnos de llegar al punto en un par de años para luchar por las victorias en las carreras cada fin de semana”.